Exención contributiva

Su Iglesia necesita la exención contributiva

Solo las iglesias e instituciones religiosas cubiertas bajo la sección 501 (c) 3 del Código de Rentas Internas (en inglés «Internal Revenue Service» o IRS) pueden asegurarle a su feligresía que podrán deducir sus diezmos, ofrendas y demás donativos a la institución en las declaraciones de Impuestos que procesadas en los Estados Unidos.

Si su iglesia no está cubierta por una exención 501 (c) 3, es posible que sus donantes NO cualifiquen para las deducciones. Esto significa que, por un lado, es posible que los donantes no puedan deducir sus ofrendas a su Iglesia o ministerio. Por otro lado, someter una deducción impropia o ilegal puede motivar una auditoría de su Iglesia o ministerio de parte del Servicio de Rentas Internas (IRS).

Las Iglesias y los ministerios que no están debidamente reconocidos como organizaciones exentas del pago de impuestos pueden enfrentar cargos administrativos y hasta criminales. Por ejemplo, el IRS puede imponer multas de hasta $25,000 por cada reclamo indebido. Esto quiere decir que si una persona reclama exenciones que el IRS considere ilegales, la persona puede enfrentar una multa de $75,000.

La buena noticia es que su Iglesia o ministerio pueden disfrutar de exención contributiva por medio de nuestro ministerio, si entra a formar parte de NCCMN. 

Llene la siguiente solicitud para comenzar a gestionar la cobertura adecuada, bajo la sección 501 (c) 3 del código de impuestos del IRS.